50 días después

Los días pasan sin darte cuenta, y cuando miras atrás el vacío te parece incluso más grande.

Hoy sumo 50 días sin correr y lo he celebrado yendo a la pista a probar de trotar unos minutos. Han sido 3×5′ de trote muy suave. Resultado: ninguna molestia, ritmo lento, torpe en mis movimientos, sensaciones raras, estado de forma deplorable (normal después de casi dos meses sin correr).

La alegría interior es enorme pero a la vez el miedo a una recaída es aún mayor. Las lesiones te comen por dentro, primero de forma exagerada, el primer golpe siempre el más fuerte, pero a medida que pasan los días el desgaste es cada día menor, pero contínuo. Llega un momento en que te parece que ya nunca saldrás de esta, pensamiento que se borra al instante porque ya has estado tantas veces en este jardin que conoces los secretos mejor guardados. Por suerte, todo lo malo lo vamos olvidando, o al menos cada día que pasa vas aniquilando lentamente el dolor y los malos recuerdos se vuelven borrosos.

Ya ha pasado la fase de no saber qué tienes. Luego la de ir renunciando a objetivos y carreras previstas. Toca volver.

Ahora estoy en la fase del miedo, que puede llegar a ser peor que la época de recuperación propiamente dicha. Ahora toca volver a poner el cuerpo en el dolor del entrenamiento sin que ello conlleve una recaída de la lesión. Dónde está el límite? Hasta dónde puedo llegar? Si hago más de 5′ me estoy pasando? Si mañana subo a 10′ será demasiado? Me estaré quedando corto y perdiendo días? Llegaré en forma a los grandes objetivos del año?

Las lesiones son parte del oficio y yo, por desgracia, soy un gran conocedor del camino que no avanza y que incluso te hace retroceder.

Tened por seguro que he retrocedido sólo para coger carrerilla y volver con más fuerza.

3 comentarios

  • Krlos

    Poc a dir-te que tu mateix no t’hagis dit i plantejat en tant llarg camí. Lógicament al teu nivell les lesions «fan més mal», però també saps com tornar a trobar la forma i posar-te al teu nivell.
    Ara més que mai, cap, i en poc temps ni recordaràs aquesta lesió.

    Ànims i canya!

  • admin001

    Moltes gràcies Krlos!!

  • […] 50 días después […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *